Venezuela sin medicamentos

Venezuela sin medicamentos III

 

La llamada de angustia  que me efectuaron los familiares de la Sra. Virginia Díaz  repercutía a manera de  impotencia  y  llena de una  gran limitación  para efectuar la atención médica requerida. Las cifras de tensión arterial se elevaron de manera súbita ocasionando síntomas que prendían las alarmas de tener que tomar la decisión de trasladarla de emergencia a un centro hospitalario aun con la incertidumbre de no tener la seguridad de que pudieran ofrecerle la solución para resolver la emergencia hipertensiva. Afortunadamente, gracias a la solidaridad de los vecinos de su comunidad  quienes le donaron el medicamento antihipertensivo  se lograron controlar las cifras tensionales, con la prescripción médica domiciliaria. Virginia Díaz  tiene las dos enfermedades de mayor prevalencia, Hipertensión Arterial  y Diabetes Mellitus. Esta última ya le ha ocasionado complicaciones como el padecer de una ceguera ocasionada por lo que se conoce como retinopatía diabética. Se le consiguió, como obra de un milagro, la posibilidad de ser evaluada  en la consulta especializada en este tipo de problemas, por el servicio de  oftalmología  del hospital Clínico Universitario de Caracas. Como era de esperar las dos veces que fue a consulta con la esperanza de tener una solución con relación  a la pérdida de su visión casi total, fue infructuosa, ya que  no pudieron realizarle ni siquiera la historia clínica  debido a la interrupción del servicio de agua en dicho centro hospitalario. Todavía está a la espera de ser atendida.

 Este es uno de los muchísimos casos que los médicos vivimos  en el día a día. Pacientes sin la medicina que los pudiera mantener controlados y así evitar las complicaciones que los limitaría de manera importante  en su vida rutinaria y a su vez los transforma en incapacitados o  les pudiera ocasionar  un grave riesgo con repercusión en su vida o tener la lamentable circunstancia de no poder ser atendidos en un centro de salud público por las condiciones precarias del mismo. La  cifra de personas con diferentes enfermedades crónicas ronda los tres millones a nivel nacional. No obstante, se estima que son aproximadamente 300.000  pacientes que dependen de  medicamentos de alto costo y que los debe proporcionar  el Seguro Social. Se  suman aquellas que estando aparentemente sanas, sufren una enfermedad aguda de cualquier etiología y tampoco encuentra el fármaco que necesitan.

Venezuela está atravesando en los actuales momentos la más grave escasez de medicinas de toda su historia tanto en medicamentos de alto costo como esenciales. El pasado año el acceso a los de alto costo era de manera irregular con periodos de intermitencia de dos a tres meses. Actualmente la falla es prácticamente absoluta en un porcentaje de 90%, según refieren las organizaciones de pacientes de cada una de las condiciones de salud crónica, consideran la situación actual como catastrófica. Inclusive dichas organizaciones se han reunido con las farmacéuticas transnacionales, ya que esto medicamentos no se producen en el país, y no han despachado órdenes de compra desde agosto del año pasado. En el caso de los pacientes diabéticos, la pasada semana se efectuó una vez más una protesta masiva y simultánea a través de las redes sociales promovida por un grupo organizado denominado “Amigos con Diabetes” ya que hay escasez absoluta de insulina, y los pacientes diabéticos dependiente de este tratamiento, tanto niños como adultos están en grave riesgo, como quienes padecen de hipertensión arterial, y que prácticamente no consiguen  la medicina  para mantenerse compensados. Los medicamentos que pueden obtener, están a precio de dólar libre, por lo que tienen un alto costo y son inaccesibles  para el paciente,  para una duración de 15 días de tratamiento. Cada vez el acceso a los medicamentos se hace  cuesta arriba y la vida de los ciudadanos venezolanos prácticamente está pendiendo de un hilo, sobre todo de aquellos que dependen de una medicina para simplemente seguir viviendo.

El pasado mes, el ciudadano Presidente Nicolás Maduro anuncio la petición  de una ayuda humanitaria a la Organización de las Naciones Unidas, para traer medicamentos. Sin embargo, no hay transparencia y claridad con respecto a esto último  ya que no se sabe cuáles son las medicinas que van a solicitar  y como va a ser su distribución, en caso de que esto sea verdad. No obstante la crisis es tan profunda y compleja que no solo son medicamentos, también son los hospitales,  materiales e insumos, equipos médicos, reactivos para  pruebas diagnósticas y pare Ud. de contar. Mientras tanto es indudable que estamos en una Venezuela sin medicamentos, y por más que supriman  una sentencia  a todas luces autoritaria y que ocasionó la ruptura del hilo constitucional que tampoco podrán revertir por más “acomodo” que hagan, el golpe lo sufrimos diariamente todos los venezolanos reflejado en la violación del derecho a la salud y la vida.

Por @mariayanesh publicado  en El Nacional Web el 24/3/2017

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s